16 de mayo de 2007

RESIDUOS DE MI


I

A veces recuerdo, mis ideas se despilfarran en algún rincón, sin saber que luz clarea este invierno, o peor aun sin conocer algún disimulo, transcribo pedazos de tiempo enfermo de nostalgia, con el acecho de un tren vacío y alargado con la forma de un centauro desahuciado. Veo el silencio. Veo la nada que se confunde con el viento, esa forma estilizada de asimilar el ser. Camino y sobre el lecho de las palabras una nube de sombras escatima la duda inmersa en este invierno.

No sé si es poco, o si es visible la corrección del espíritu en mi contacto. Afuera hay sol y adentro contemplaciones innecesarias en la levedad de mi ser. Solo espero no tener la prisa sobre aceleraciones improductivas, hay silogismos y penetraciones vagas.

No es todo lo que me confunde es lo poco que calza a cada centímetro se enraíza, y pierde plenitud y locura solo espero que el vacío no cierre la puerta, que no deseche lo que ya se hunde en la ceniza...


Litzardo Rivas