ALGUNAS ALUCINACIONES NOCTURNAS



Hoy, la radio puso aguijones a mi cerebro, mientras desvelaba mis ideas con un cigarro concebí el punto necesario para trascender de lo inmediato a lo soberbio, y se torna pesado estas abstractas proyecciones sobre lo que el ser emana en el subconsciente… Camino y deletreo a cada paso una letra del alfabeto, para descifrar un código milenario lleno de sorpresas y nostalgias, atrás dos metros sobre la frontera de lo incierta camina ella proyectando una luz que se intercepta en el semáforo de la avenida y constituye una sorpresa trágica a las 7:30 de la noche mientras la luna difamaba lo inoperante del silencio se abruma mi cigarro y tras una mirada de ella recorro la acera con cierta reserva, su piel se amotina con la sangre que se desliza en la amargura de sus desacuerdos, hoy no he bebido tequila, en el bar, ni rocé la locura con un pétalo de rosa ni construí arrecifes en medio de la nada, sin torcer el torbellino de sus labios en mi pecho y transformar el hecho en un telediario. De norte a sur evoco imágenes del pasado, consulto el horóscopo chino y recito el Corán a doble voz, con la imagen enérgica del polvo y sacudirle unas cuantas formulas de auto composición.

Sigo velando el sueño nocturno con nicotina, empleando la formalina con simples silogismos absurdos de cantidad, o el estereotipo de la incertidumbre; sin alterar el reloj biológico de los hombres que afirma eso de la espontaneidad es un asunto transgredido por el universo en tiempo y espacio, divagando en cada punto de referencia. Venga el abrazo desamparado de un mal libro, que busca acomodarse en la maldita mediocridad humana de la que padecemos y literalmente sospechamos hasta de nuestra propia sombra, jugando al misterio errado a lo intrascendente del universo a lo sosegado de la idea y al espíritu de la materia.

La luna vigila sigilosamente cada paso el origen del antiguo hundimiento en el cual la forma disolutoria sería una enmarcación ideología de la unidad divergente en la perpetuidad de las cosas, lo eterno es una función variable de la posibilidad de enunciar un verbo y recibir la causa excluyente de pensar con sentido y emular amonestaciones en esa hora de continuidad.

Hasta cuando lo literal será un conversador de la rutina, y lo paranoico una forma excesiva de romper el miedo, estudio con cierta duda la ciencia, la astrología me enseña el camino ideal y junta en el escenario celeste lo mejor y lo peor de esta vida, la música me disuelve algunas dudas, que la filosofía no pudo aclarar, si ser culpable o inocente de lo que acecha en esta disoluta fantasía y se atreve la piel a masticar el deseo, anunciando apostrofes en mis venas.

Comienzo todo con un simple adjetivo, con lo impulsivo de las palabras, lo intolerable de las discrepancias, lo inútil de mojar mi cigarro, de excederse de la melancolía, de futurizar el verbo con el pleonasmo estéril de lo sugestivo y me crean ciertas alucinaciones bajo las cuales se mutilan, la primavera ya se marchita junto al oleaje perfecto de una pintura de Van Goh; todo se gravita en esa península de miedo que se ahoga con estos versículos breves de disimulez y todo reacciona tiene algo de misterio, la piedra ya se escarcha en lo efímero del polvo, la fatalidad se vuelve adicta a mis pasos, y compro anorexia para adelgazar, y vendo tristeza para no estallar, el ciervo ora cada noche en el altar de sus necesidades se implanta convulsiones tardías para no vivir mas, y adularle frases al Presidente ni experimentar extremos delirios por la mentiras televisivas gubernamentales, e incinerar toda idea del capital, o encausar una lucha de sueños exclusivos de lo absurdo, y todo se complica hasta el punto de no distinguir entre día y noche, los diezmos se guardan en las cuentas bancarias del pastor, el cielo se prostituye con charlatanería de primera clase y todo se arregla con blasfemia y con dinero, los pastores ganan raiting en los medios de comunicación mientras la gente duerme debajo de algún puente, saboreando una tortilla nacida y mal oliente.

Sigo caminando mientras en la avenida de viernes por la noche las putas venden su cuerpo, como feria de machine, hasta los travestis ya cotizan en ese mercado de fantasía y de sueños lívidos, de inmediatez y de ironía, lo inverosímil de la situación construye una reputación variable y equiparable a la necesidades. las libertades se violan día tras día, se vulneran los sueños, cada día somos mas esclavos de nuestra miseria, y el dolor se cotiza en TPS y TLC, para seguir subsistiendo de las remesas, para seguir anestesiados de este capitalismo absurdo, de esta coacción psicológica diaria, del poder de insensatez y de estupidez que se maneja… es mejor beberse un trago y olvidarse del asunto porque te van a exiliar de van a encasillar de comunista, ateo, hijo de puta, revulsivo, terrorista etc… y me pregunto ¿si el presidente no ejerce terrorismo ideológico, si de ocho a cuatro es presidente de la república y de cuatro en adelante es presidente de su partido político? donde están nuestros intereses de sociedad, donde se cumplen la vil y mal pronunciada democracia.

En estas horas de la noche, quizás alucine un poco sobre lo que expongo en ideas palpables, no me crea, créale a los hechos a la verdad referenciada en las palabras, humanamente es posible responsabilizarse colectivamente, adornar las ideas con la solidaridad, e intentar ser esencia propia de la verdad, ya se que me dirá que todos hablan de la verdad y que nadie se acerca a ella, porque quema y de veras y todo es posible sigo fumando los cigarrillos que aun me quedan, refrescando mi garganta con este exceso de ideas que tratan de tener un acometido, y los poetas incomodan, los exilian, los asesinan o en el peor de los casos los compran con prestigio y difusión.

No me intente creer lo que digo tampoco no trate comprobarlo por las variables ni las hipótesis de comprobación de la ciencia, recuerde también la ciencia se equívoca en los métodos de comprobación y que queda, melancolía, dolor tristeza, silencio…

Es incomodo enfrentar esta realidad, con versos, y acoplarla en un periódico de primera plana, ahora mi cigarro se consume y bebo café para perder el sueño y retratar el presagio que aun no se toca.

Amor y nos equivocamos tantas veces que para corregir la plana es necesario readecuar la puta mas putas de todas las que mas duele… y le dejo en el entre cejo la duda compañero y si por casualidad usted también alucina como yo, no fume y no beba no se trasnoche, no lea a Cortázar, ni García Márquez, no le consulte a Alberti sobre los retornos propios del amor, tampoco se le vaya ocurrir reescribir algunas líneas sobre la inconsolable Pizarnik, y los poetas son el afán diario del mundo la necesidad recurre a la locura perenne y el cigarrillo es un conversador de soledades.

Ya no me pregunte mas sobre mis dudas, tampoco afirme mis convicciones que al fin y al cabo son tan humanas como las palabras, el sueño ya me golpea la ironía, y el cigarro se consume en mis amargas manos….

Volveré mañana si las palabras me lo permiten….

Litzardo Rivas

No hay comentarios:

Imágenes del tema: duncan1890. Con la tecnología de Blogger.