LA ESCORIA DE MIS DIAS

Dentro del mar de incertidumbre que desfila en mi cabeza, mientras la noche reza su rito perpendicular y los semáforos cambian de color en las desoladas avenidas, es momento de las complicadas desilusiones y cambios transitorios y a veces es inoperante la causa, cada vez es más excluyente de la realidad y los hechos revolotean en las alas del deseo.
Buscando ese ritmo paranormal de los instintos enciendo un cigarrillo e inhalo el humo para refrescar mi garganta, por un momento el tiempo se vuelve confuso y pierde visibilidad, escribo sobre lo insoportable que es a veces la existencia postrera e injustificadamente los paralelos opuestos llegan en los retazos de la sombra y de apoco se vislumbra la ansiedad desde mi cigarrillo, hasta el aroma del café nocturno… mis ideas viajan hacia algún punto supongo, todo gira hacia un eje; se endosa componiendo figuras en un papel, y no se a que juegan si Black Jack o ruleta, al destino que se pone mas insoportable que nunca.
Desde la ventana observo la luna con su hilos de plata, inquieta hasta su perenne brillo perjura tanto y trato de reconciliar mi sonrisa con el delirio de mi sabana, ahora esta allí desnuda en la sombra bailándole al tiempo acechándole constantemente y busca la idea en lo recóndito del alma, sus gestos y su cabellos obran en mi espalda sublevándole todo como cosa rara y marchitamente su ojos se posan frente a mi boca, el redondo matiz se envenena de rutina francesa.
De cigarro en cigarro despilfarro mi vida haciéndole caricias nocturnas, contraponiéndole sonidos al umbral de su cuello y poco a poco bajando mis manos en su cintura cuando irrumpen a la puerta; es nocturna la esperanza cuando su piel la embalsama y su blusa de jazmín se desprende de su cuerpo.
El cenicero ya rebasa de colillas y de café espumados con la pronta coronilla yo me lavo en el vientre una parte de mis ansias, todo empieza todo acaba, mi calma ya colapsa en este involuntario deseo que se encarna en mi cabeza, noche a noche el silencio se vuelve sombra y mis ideas se absuelven en medio de la ceniza oscura de mis días.
17 de septiembre 2007

Litzardo Rivas

1 comentario:

M@R dijo...

HOLA,,,
GRACIAS POR TU VISITA,,,
Y ADELANTE QUE LO HACES BIEN,,,
UN ABRAZO,,,
M@R,,,

Imágenes del tema: duncan1890. Con la tecnología de Blogger.