NOCHES DE ALQUITRAN

Esas noches de alquitrán que frotaban en mi mesa jugaba a no a esconderme de mis propias culpas. Era de esperar el anuncio en el periódico, o un telegrama de despedida… Hoy mas que ayer coloque algunas situaciones en el desván, podría creer que en algún lugar los duendes sacan una olla de oro y diamantes, busco las situaciones indicadas para recalcar la insensatez de la luna, froto mis manos con cierta locura…
Encierro en mis adicciones la nota adecuada, un tabaco en Melrose place, con futuro devuelvo el saludo, ha de ser reconfortante un crucero por la luna, o un viaje por el mediterráneo ocho horas en tren, releyendo un poco a Chejov, fumando nostalgia y escribiendo versos…

Litzardo Rivas
06 de octubre 2007

No hay comentarios:

Imágenes del tema: duncan1890. Con la tecnología de Blogger.