1 de noviembre de 2007

PLEGACIONES DE LA LOCURA

Aunque las ideas me plieguen a la locura,
el silencio me fusione con el fatalismo…
y se me alterne las debilidades latentes
escribo en medio de la desolación,
con unos cuantos cigarros en mi garganta,
un libro consumado de siniestras cosas
sin opción a nada,
le suplico a la muerte
con salmos raptitos de olvido…
Como si el olvido fuera una ruta escrutada,
una salida metafísica,
un recorrido por el lindero del vacio,
y se escribe en un suspiro,
porque la locura ya pliega mis ideas
y me absorben lentamente…


Litzardo Rivas