FUNDICION DE LOS RECUERDOS


a Mi abuelo Carmelo Rivera


Nada fué imposible para él

hasta en el sueño de la muerte

hizo obra de profeta.

Eclesiastico 48,13


En mi memoria quedó cavilando

el teclado de un linotype

fundiendose contra el tiempo

sus manos cansadas

y los motivos fueron suicidandose con la tristeza.


Se trasnochaba con lingotes viejos

en la galera de los recuerdos

los dias se fueron marchitando

y fueron transcribiendo en el molde de la esperanza

una invitacion topografica

de sus ultimas palabras.


Litzardo Rivas

1 comentario:

Alberto dijo...

Uuuuuuuuuuhhhhhhh, las imprentas, cada vez que entro a una me siento feliz, no sé por qué, pero no hay nada como una imprenta.

Y si a eso le agregamos recuerdos personales... se convierte en oxígeno para la nostalgia.

Saludos Litzardo

Imágenes del tema: duncan1890. Con la tecnología de Blogger.