4 de febrero de 2008

LA INSPIRACION


La inspiración ha sido un tema que ha sido debatido durante mucho tiempo, y este ha despertado un sinnúmero de hipótesis, algunos escritores sostienen que es producto de una alucinación breve, otros simplemente la catalogan como una chispa mágica que energiza las palabras y las connota de un significado especial.

La inspiración no solo es un tema dentro del ámbito de la literatura, sino que se acopla a cualquier expresión o manifestación del arte hecha por el hombre, entiéndase música, cine, pintura, arquitectura, dibujo, escultura, etc...

La inspiración va acompañada de una compañera o compañero dependiendo del caso en particular, este acompañamiento es la llamada musa o muso según el caso; la musa le pone un extra de sabor a este tema porque se ha hablado mucho de que la inspiración puede tener una o varias musas dependiendo del tema, del objeto y del significado que el artista le da.

¿De donde surge una Obra de arte? Llámese novela, cuento, teatro, una pieza musical, pintura, poema etc. Del sentimiento, de la imaginación, de la observación del medio, o conceptualización de temas que se desarrollan de a o x forma, que busca la obra de arte, satisfacer de forma personalísima al autor dicha obra o agradar al publico que tiene contacto con la obra.

Literariamente la inspiración se ha tratado de muchas formas a lo largo de la historia, los escritores le han colocado un nombre, una definición o un concepto a la inspiración y a las musas…

Pablo Neruda en el poema 20 nos dice: Aunque éste sea el último dolor que ella me causa, y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.

Así mismo el tabaco es un icono clásico y casi universal de la musas muchos escritores afirmaron que su relación con el tabaco ha producido grandes obras de la literatura universal.

Jaime Salinas afirma que sin tabaco no hubiera existido Travesías, libro por el que le fue concedido el Premio Comillas en 2003: «Estoy seguro de que no hubiera conseguido escribir ese libro si no hubiera sido fumador, porque recuerdo que constantemente, escribiendo, utilizaba el tabaco para desatascarme»

Juan Carlos Onetti siempre contó que había comenzado a escribir por causa del tabaco. A principio de los años 30, recién casado, se trasladó a Buenos Aires, donde estaba prohibida la venta de cigarrillos durante el fin de semana, de modo que los fumadores acopiaban los viernes tabaco para tres días. A él se le olvidó comprar y la desesperación se tradujo en un cuento de apenas cuarenta páginas que escribió en una tarde, sentado ante la máquina de escribir para desahogarse. Era la primera versión de El pozo, que se publicaría nueve años después. Fue lo único en su vida que escribió sin fumar.

Novelas imprescindibles. «Es innegable la relación del tabaco con la literatura», opina J. J. Armas Marcelo. «Al socaire del humo fueron escritas Juntacadáveres, Pedro Páramo, El coronel no tiene quien le escriba y otras muchas novelas imprescindibles. Igual que el cine y literatura, de hecho, están llenos de tabaco. ¿Qué cine?, preguntan algunos; pues el Cine, claro. ¿Qué literatura?; pues la Literatura».

Fumaba el ancho Chesterton; fumaba el delgado Kipling, de quien se conserva una foto en la que sostiene el cigarro en la mano izquierda y la pluma en la derecha; fumaba Barrie, el creador de Peter Pan, que tenía la costumbre de poner nombres a sus pipas: Sirena, Rómulo, Remo... Fumaba Dumas padre e incluso su inmortal Montecristo dio nombre a un puro; fumaba, y mucho, Conrad, y en buena parte de sus libros aparecen manchas de ceniza o quemaduras. Y fumaba Henry James, quien confesaba acudir al tabaco cada vez que le fallaba la inspiración.

El tabaco es uno de los grandes iconos de la literatura contemporánea, y muchos escritores han construido parte de su imagen literaria en torno al humo: es difícil imaginar a Henry Miller, Albert Camus, Ernest Hemingway o Guillermo Cabrera Infante sin un cigarro entre los dedos.

Sin apartarnos del tema de la inspiración en forma personal para mi esta es un proceso creativo, que comienza, con la evaporación de la ideas, viene la estructuración de las ideas y luego escribirlas en el papel, claro esto es un punto de vista subjetivo, No concibo que la inspiración sea una chispa mágica, o un retorno esporádico sino mas bien es algo que se produce de forma consciente, por regla general, y por excepción hay cosas que no son planeadas que surgen de improvisto en la mente y hay que escribirlas.

Es de allí que Pablo Picasso nos dice: “La inspiración existe, pero tiene que encontrarse trabajando”.

Federico García Lorca nos dice: La Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supo que pudieran juntarse y forman algo como un misterio.
.
La inspiración siempre será un misterio sencillamente porque no se sabe de donde sale, y nos abre paso siempre al encuentro con la literatura y con el arte.

Litzardo Rivas

1 Comentarios :

Alberto dijo...

Genial manera de abordar un tema tan abstracto.

Felicitaciones Litzardo. Que bueno verte de nuevo en la "palestra"

Alberto Enrique Chávez Guatemala