4 de febrero de 2008

TESTAMENTO DE LAS PALABRAS MUERTAS

En su lecho de muerte
dicta sus últimas palabras
junto al piano desvencijado
escribe sus últimas expresiones.

Un sudor frío le evapora la metáfora
amor sin sombra
entre el notario
un crucifijo de viento
le corta los epitafios
delirando una y otra vez.

Ha legado poemas desventurados,
cortinas grises bajo las ventanas
orgías aletargadas
y un suicidio de versos
se amotina en el claroscuro de la luna
y van pronunciándose en el eco disonante
el testamento de sus últimas palabras.

1 Comentarios :

Alberto dijo...

Vaya forma de decir adiós.

Mi orgías no serían aletargadas, alguna que otra, tal vez, sería simplemente postergada :)

Saludos