10 de diciembre de 2008

Bolsillos

mi sueño entra en los bolsillos de la nada,
como un corazon en su espada rota
que llora sobre el infinito sabor a despedida
que lleva los mares en una ciudad muerta,
azul despues de mi labios,
rojo despues del alba en silencios verdes
que en mi espalda muerde
mis lazos llanos y frios.

1 Comentarios :

Raúl dijo...

La ciudad... Ahh, me dan unas ganas de escuchar Debajo del puente de Pedro Guerra. Saludos, amigo poeta.