22 de agosto de 2009

UNA TARDE PARA EL SILENCIO

Una tarde para el silencio, el viento nos doblega los pasos y tu y yo nos miramos friamente, tus labios dejan un sabor de soledad, una agonia entre la espuma del mar y tu cuerpo, edificar sobre tus manos este poema que se diluye en el viento, he volver a tu olvido.

Una tarde para el silencio, cierro mi ventana... junto a tu recuerdo yo entierro el amor ese amor que yace a miles de kilometros en la orilla de tu playa.

4 Comentarios :

Gero dijo...

Qué feo es estar cerca de una persona y extrañarla. Pero peor aún es que el recuerdo nos haga sentir que estamos con esa persona cuando en realidad no es así.

fgiucich dijo...

Gracias por visitar mi casa y dejar tus comentarios. Volveré. Abrazos.

*MaLu* dijo...

lindos versos :). Gracias por pasar a visitarme.

Saludos !

Abby dijo...

Junto a tu recuerdo yo entierro este amor..., Que bello!!!.

Gracias por venir a visitarme, haber cuando nos encontramos de nuevo?.